tu ultimo dia

nunca digas mañana lo voya hacer por que no sabes si el mañana llegara

1 jun. 2011



Alegría permanente sin motivo alguno... En la vida ordinaria, te alegras cuando hay un motivo: has conseguido el trabajo que deseabas, has en contrado a la persona que te entiende... Pero estas alegrías no pueden durar mucho; son momentáneas, no pueden permanecer de forma continua e ininterrumpida.

No hay comentarios: